Elección de la plataforma de desarrollo

Vídeo[tutorial]: Elegir la versión en una aplicación Android

A la hora de seleccionar la plataforma de desarrollo hay que consultar si necesitamos alguna característica especial que solo esté disponible a partir de una versión. Todos los usuarios con versiones inferiores a la seleccionada no podrán instalar la aplicación. Por lo tanto, es recomendable seleccionar la menor versión posible que nuestra aplicación pueda soportar. Por ejemplo, si en nuestra aplicación queremos utilizar el motor de animaciones de propiedades, tendremos que utilizar la versión 3.0, al ser la primera que lo soporta. El problema es que la aplicación no podrá ser instalada en dispositivos que tengan una versión anterior a la 3.0. Para ayudarnos a tomar la decisión de qué plataforma utilizar, puede ser interesante consultar los porcentajes de utilización:

  

Dispositivos Android, según la plataforma instalada, que han accedido a Google Play Store el 27 de julio de 2018 y los 7 días anteriores.
Las versiones con porcentajes inferiores al 0,1 % no se muestran.

Tras estudiar la gráfica podemos destacar el reducido número de usuarios que utilizan la versión 2.3 (0,2 %). Por lo tanto, puede ser buena idea utilizar como versión mínima la 4.1, 4.2 o 4.4 para desarrollar nuestro proyecto, dado que daríamos cobertura al 99%, 98% o 96% de los terminales. Las versiones 3.x han tenido muy poca difusión, por lo que no aparecen en la tabla. Las versiones 6.0 y 7.x son mayoritarias. La versión 8.x todavía no dispone de un número importante de usuarios. No obstante, estas cifras cambian mes a mes, por lo que recomendamos consultar los siguientes enlaces antes de tomar decisiones sobre las versiones a utilizar.

Enlaces de interés:

Preguntas de repaso: Elegir una versión de Android